La pregunta “¿Por qué fuman las personas?” ha sido formulada durante años. Una respuesta obvia y simple sería que las personas fuman debido a la nicotina. Pero, para muchos, la situación pareciera ser más compleja.

Es bien sabido que fumar es un factor de riesgo importante de muchas enfermedades y que el precio de venta de los cigarrillos puede ser muy elevado, por lo que es razonable preguntarse por qué se fuma. En la comunidad de salud pública, muchos sugieren que las personas fuman únicamente porque son “adictas” a la nicotina. Dejar de fumar puede ser difícil.

Los efectos farmacológicos de la nicotina (un efecto estimulante leve parecido al de la cafeína y un efecto relajante leve) son parte importante de la experiencia de fumar. Sin embargo, pareciera que fumar no se reduce meramente a la nicotina.

La experiencia de fumar involucra una serie de rituales en los que participan muchos de los sentidos. Un fumador, a menudo describirá sentir placer ante la sensación del cigarrillo en la mano y al saborear, ver y oler el humo. También, especialmente en escenarios sociales, el fumar implica una experiencia de “compartir” con otros fumadores.

Algunas veces, si se les pregunta si quieren dejar de fumar, las personas dirán que sí. Al tratar de entender por qué algunos fumadores continúan fumando a pesar de manifestar que quieren dejar de hacerlo, es importante considerar todos los aspectos de la experiencia de fumado.


Última actualización: 05/10/2010 13:14:19 GMT